Se encuentra en la etapa final la obra de la alcantarilla en el acceso a Rincón del Doll

El gobierno, a través de Vialidad Provincial, está finalizando la obra de una alcantarilla de 11 metros de ancho por 35 de largo en Rincón del Doll, Victoria. Las tareas representan una inversión de más de 15 millones de pesos y evitarán el aislamiento de la localidad en días de abundantes lluvias.

La Dirección Provincial de Vialidad (DPV), informó que la obra de la alcantarilla en el ingreso a Rincón del Doll presenta un 98 por ciento de avance y sólo resta una ampliación de los trabajos que incluyen luminaria y una limpieza del cauce del arroyo. Además, se mejoraron 800 metros de la traza de ambos lados de la obra de arte. 

Sobre ese tema, la titular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Alicia Benítez, expresó: “Sentimos mucha satisfacción al ver esta clase de obras tan importantes para la localidad. Cuando hay una decisión política debemos acompañarla con proyectos técnicos”.

Asimismo, enfatizó: “Teniendo en cuenta que esta obra nos demandó trabajar en todas las instancias, elaborar el proyecto, buscar el financiamiento, más todos los procesos de licitación y ejecución, sentimos mucha satisfacción al ver que está a punto de concluir como otras tantas en la provincia”.
Detalles de obra

La alcantarilla construida tiene una pasarela para los peatones de ambos lados y una reja de contención con el objetivo de evitar accidentes a los usuarios. También, se realizaron cunetas revestidas de grandes dimensiones a ambos lados de la calzada y a 200 metros antes de llegar a la alcantarilla mencionada a efecto de evacuar todos los líquidos en una zona que presenta un declive extraordinario. 

Por su parte, desde el área técnica se detalló que “se llevará adelante una ampliación de la obra que incluye la iluminaría para otorgar mayor seguridad en esa zona y la limpieza del cauce del arroyo a fin de mejorar el escurrimiento del agua en tiempo de lluvia”.

Rincón del Doll es una pequeña población del departamento Victoria a la que se ingresa por la ruta provincial Nº 11. Cuenta con unas 2400 personas que viven de la pesca, el turismo y la actividad agrícola ganadera.