La obra de acceso a la Escuela Nº95 de Chiqueros se encuentra en la etapa final

Con financiamiento provincial avanzan las últimas tareas para concluir la obra de construcción del nuevo ripio hacia la Escuela Nº95, ubicada en la zona rural de Distrito Chiqueros, entre los departamentos Tala y Nogoyá. La inversión oficial supera los 76 millones de pesos.

Por decisión política del gobernador, Gustavo Bordet, la provincia lleva adelante la construcción y enripiado del camino que une la Ruta Provincial Nº 30 (acceso a Maciá) con la Escuela Nº 95 Santa María. La obra, que cuenta con un avance superior al 98 por ciento, beneficiará al sector productivo de los departamentos Tala y Nogoyá.

La titular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Alicia Benítez, junto a su equipo de trabajo, visitó la zona para constatar dichas mejoras.

En ese sentido, la directora del ente vial comentó que “la obra se encuentra en su etapa final. Además de algunos detalles de terminación, resta concretar la iluminación a la altura del establecimiento educativo y en la intersección con la Ruta 30, como también la plantación de 200 árboles de especies autóctonas acorde al plan de forestación compensatoria”.

La mejora del acceso no sólo beneficiará a numerosos emprendimientos productivos tamberos y agrícolas de la zona, sino también a toda la comunidad educativa de la escuela Nº95 a la que asisten unos 100 chicos de la secundaria y más de 30 chicos que se encuentran alojados.

Acompañaron a la directora, el secretario coordinador Técnico, Miguel Feltes; el director de Construcciones, David Coronel y el inspector de obra, Salvador Cancemi.

Detalles de la obra

El proyecto contempló la ejecución de un paquete estructural compuesto por una sub rasante mejorada con un porcentaje de cal para la estabilización del suelo de base. Además, se construyó una base de suelo calcáreo de asiento para la actual capa de ripio arcilloso.

A su vez, se construyeron terraplenes de suelo común promoviendo el alteo del camino y alcantarillas que mejoren el escurrimiento de las cuencas hídricas.

Como complemento, se realizaron dársenas de hormigón armado en el empalme con la ruta Nº 30 y un sector de estacionamiento (playón) frente al establecimiento educativo. En tanto, se incorporaron elementos de seguridad como el uso de barandas metálicas para defensa de terraplén y señalización vertical.