El gobierno provincial invierte en infraestructura para la producción entrerriana

“Atravesamos un momento tan difícil como inesperado, y en este contexto es cuando más cobra relieve la planificación del Estado y la obra pública para mejorar la calidad de vida de la gente”, dijo el gobernador Gustavo Bordet, al habilitar la nueva calzada sumergible sobre el arroyo Espinillo.

El mandatario, acompañado por la vicegobernadora Laura Stratta, enfatizó la importancia de “trabajar unidos con Nación y los municipios para encontrar los mejores caminos para salir de esta situación y reactivar la economía luego de la pandemia.

“Estamos cumpliendo con nuestras obligaciones y proyectando como recuperar la economía del país y las provincias”, expresó Bordet, quien también afirmó que se ha duplicado la inversión en salud en lo que va del semestre y se contiene a los sectores más vulnerables con políticas sociales.

En el marco de la habilitación de esa obra, que permitirá a vecinos y productores de la zona transitar los días de lluvia, el primer mandatario señaló además que “afortunadamente Entre Ríos tiene una distribución demográfica muy equilibrada y queremos que siga siendo así. Por eso invertimos recursos para mejorar la infraestructura en cada localidad y en los caminos, que son clave para el desarrollo del trabajo y la producción”.

“Esto habla de la Entre Ríos que tenemos diversamente poblada en materia demográfica y es muy lindo. Estas son las cosas que en la gestión a uno lo entusiasman y hace que redoble el esfuerzo para poder multiplicar este tipo de obras que benefician a muchas familias”, indicó finalmente el gobernador Bordet.

En cuanto a la obra habilitada, cabe mencionar que demandó una inversión a la provincia de más de 2,7 millones de pesos.

Se trata de una calzada sumergible compuesta por seis vanos de dos metros de altura y dos metros de ancho cada uno. La estructura, muros y losas se ejecutaron con hormigón armado y las tareas incluyen además el desmonte y limpieza del cauce en unos 150 metros aguas arriba y 50 metros aguas abajo. Además, como ampliación de obra, la empresa ejecutará parte de la recuperación de los caminos de ingreso.

De la habilitación de la calzada sumergible sobre el arroyo Espinillo, entre Colonia Merou y Aldea Eigenfeld, también participaron el ministro de Planeamiento, Marcelo Richard; la titular de la Dirección Provincial de Vialidad, Alicia Benítez, y el presidente del Consejo General de Educación, Martín Müller, además de los presidentes de ambas juntas de gobierno, Guillermo Welsch y Katya Schimf, respectivamente.