Vialidad mejoró con frezado el acceso al Monasterio de María Luisa

Vialidad Provincial llevó adelante la consolidación del acceso al Monasterio Nuestra Señora del Paraná en María Luisa. Se colocó asfalto reciclado y se mejoraron los desagües desde la Ruta Nacional Nº12. Además se embrozó un camino que comunica el ejido urbano de la aldea con emprendimientos avícolas y tamberos.

A través de la Zonal Seguí y la Cantera Costa del Paraná, la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) concretó el mejorado con material frezado del ingreso de 1000 metros al Monasterio de Monjas Benedictinas en Aldea María Luisa, departamento Paraná. Se trata de un hogar de retiro y oración donde además se producen dulces artesanales.

En ese sentido, la Hermana Margarita expresó su satisfacción con las tareas realizadas. “Nos interesaba muchísimo contar con el acceso en condiciones ya que suelen visitarnos grupos numerosos de Paraná, Santa Fe, Rosario y Buenos Aires. Estamos inmensamente agradecidas por el apoyo de Vialidad que ha realizado un trabajo estupendo, de calidad, que permitirá el cómodo ingreso de proveedores, empleados y visitantes, aún en días de lluvias”, remarcó.

A su vez, el presidente de la Junta de Gobierno de María Luisa, Luis Schonfeld, señaló que “sin dudas han realizado un excelente trabajo en el camino al Monasterio, ya que además de levantar el trazado con broza y abrir los desagües, colocaron material de frezado para mejorar la transitabilidad. Este apoyo es muy importante tanto para las Monjas Benedictinas como para quienes trabajan a diario en la elaboración de productos artesanales”.

Cabe mencionar, que en dicho ingreso se ejecutó la limpieza y apertura de cunetas, levante y abovedado de la traza, reposición de broza y colocación de asfalto reciclado conocido como frezado (rap) con un ancho aproximado de 4,50 metros. Además con retroexcavadora se modificó el ingreso a una propiedad para mejorar el drenaje, con la apertura de desagües y colocación de alcantarillas.

Camino productivo

Así también, en colaboración con dicha colonia de descendientes alemana del Volga, se trabajó en la limpieza, corte de banquinas y reposición de material calcáreo en un camino que une la planta urbana con emprendimientos productivos tamberos, avícolas y el basural. “Siempre trabajamos mancomunadamente con Vialidad a través de la Zonal Seguí. Más allá de que aún hay mucho por hacer, estamos muy agradecidos con la colaboración constante”, enfatizó Schonfeld.