Trabajan en el nuevo ripio de 40 km que beneficiará a vecinos de la zona de Seguí y Nogoyà

La construcción del ripio sobre la R.P. Nº 34 tiene una extensión de 40 km. Ahora se trabaja en la limpieza y desmalezado de la traza. Se realiza con fondos y personal de Vialidad Provincial. Se convertirá en una salida segura para la creciente producción lechera de los departamentos Paraná y Nogoyá. También tendrá un fuerte impacto desde el punto de vista social al posibilitar a vecinos trasladarse a diferentes destinos como escuelas y centros de salud.

Vecinos y productores de los departamentos Paraná y Nogoyá se mostraron entusiasmados por los trabajos de enripiado que llevará adelante la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) en un camino que se extiende desde la R.P. Nº 35 y desemboca en Ruta Provincial Nº 34. Así lo manifestaron tras un nutrido encuentro desarrollado anoche en el centro cultural de la ciudad de Seguí de la que participaron autoridades municipales y el Padre Marcelino Moya.

Al término del encuentro, el titular de Vialidad, Ing. Jorge Rodríguez, que estuvo acompañado por el director del área de Estudios y Proyectos de esa repartición, Ing. Raúl Bongiovani, aclaró que “la obra se realizará con fondos propios y su concreción será clave para unir zonas productivas de los lugares más arriba mencionado”.

Asimismo, destacó la importancia desde el punto de vista social al afirmar que “el enripiado posibilitará a numerosas familias comunicarse con otros centros urbanos cuando las condiciones del tiempo no lo permitan, acudir a un centro de salud y los chicos no tendrán que irse hacia la ciudad. Los vecinos nos manifestaron que con esa obra les vuelve las ganas de seguir viviendo ahí”.

La iniciativa de enripiar 40 km surgió el año pasado tras un proyecto presentado a Vialidad por el Intendente de Seguí, Cristián Trepo y el párroco antes nombrado que enseguida encontró eco para su concreción en Vialidad. “Les dije que la obra había que hacerla hasta la Ruta Provincial Nº 34 en el departamento Nogoyá y se transformó en una obra integral, va ser una obra emblemática”, afirmó Rodríguez.

Anoche, en la reunión, se hablaron varios temas inherentes a la obra como los que tienen que ver con la construcción de puentes, otras obras complementarias y cuestiones formales como la expropiación de terrenos lindantes al trazado.

“Se nos agranda el corazón”

“Para nosotros es un sueño que comienza a tomar forma. El ripio nos posibilitará llevar a nuestros hijos a la escuela, llevar un familiar o vecino al médico. Estamos muy entusiasmados con la obra, nos va a cambiar por completo la vida. Esta es una región que ha sido dejada de lado y ahora con el nuevo ripio, se nos agranda el corazón y la gente va a querer quedarse. Estamos muy agradecido”, manifestó Javier Malavasi, productor agropecuario de la estancia La Palma de Crucesita Séptima.

Por su parte Claudio Metz, vecino y productor, recordó que en el lugar existen numerosos establecimientos educativos y que en días de lluvia es imposible asistir porque el camino es de tierra. “Además ayudará a que los jóvenes no migren hacia la ciudad y a su vez acrecentará la posibilidad de nuevos emprendimientos productivos en la región”.

Por último, el Intendente anfitrión destacó el apoyo de la Provincia a través de Vialidad para llevar adelante la obra y aseguró que el ripio llevará tranquilidad a una amplia población de los departamentos Paraná y Nogoyá que por años estuvo postergada de obras viales de gran envergadura.