Supervisoras del CGE destacaron las condiciones de trabajo de la escuela vial

Directivos y personal docente de la escuela primaria “Heraclia Ruiz Diaz”  de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) junto a supervisoras del Consejo General de Educación (CGE) participaron de una reunión de trabajo en el nuevo colegio. Compartieron los proyectos educativos para el año lectivo, recorrieron las instalaciones y destacaron las condiciones de trabajo de la nueva institución.

La nueva escuela Heraclia Ruiz Diaz, dependiente del CGE y de Vialidad Provincial, comenzó a funcionar este año con los niveles inicial y primario. Autoridades y supervisoras del CGE, se reunieron con el personal y directivos del colegio, a fin de acompañar el inicio del proyecto educativo, brindar asesoramiento pedagógico y recorrer el nuevo edificio.

Al respecto, Soledad Gabás, técnica de Educación Inicial del CGE, remarcó que “en principio hay que destacar esta iniciativa. Para nosotros es gratificante acompañar el nacimiento de esta nueva escuela, más cuando se concreta con condiciones edilicias excepcionales y con un clima familiar de predisposición y trabajo”.

En referencia al asesoramiento brindado, Gabás añadió que “es bueno que el grupo de trabajo se encuentre unido, con acuerdos y objetivos  comunes por parte de la institución, de sus integrantes y para con las familias. Además planificamos compartir algunas jornadas educativas de capacitación y asesoramiento para el transcurso de este año”.

A su turno, Susana Banegas, supervisora designada del colegio y de la Zona Nº6 de Paraná, destacó que “hay que celebrar la cordialidad y apertura con la que la escuela ha recibido nuestras sugerencias y aportes. Podemos dar cuenta del compromiso y profesionalidad de las autoridades y docentes de esta institución. Sin duda, ésta será una escuela modelo con una fuerte impronta en educación vial, importante para nuestra región, para otras instituciones y para el futuro de nuestros niños”.

Cabe señalar, que la escuela Heraclia Ruiz Diaz constituye el primer establecimiento educativo vial primario del país. La misma funciona sobre calle Saraví, lindante al jardín maternal vial, y cuenta con tres aulas, oficinas administrativas y un patio interno para recreación y disciplinas varias. Se trata de una institución pública de gestión privada, dependiente del CGE y la DPV, que alberga a niños de los niveles inicial y primario.