Recuperan ripios del norte entrerriano afectados por las abundantes lluvias

El gobierno provincial, a través Vialidad, avanza con la recomposición de caminos secundarios de los departamentos Federación y Federal, afectados por las abundantes precipitaciones. Se reparan alcantarillas para normalizar la transitabilidad y se avanza con tareas de repaso.

A raíz de las constantes lluvias registradas en la provincia, la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) concentra sus tareas en la recuperación de la red caminera. Tal es el caso de los departamentos Federación y Federal, donde se trabaja en el repaso de ripios y reparación o reemplazo de alcantarillas.

En Federación, la zonal emplazada en Chajarí, trabaja en el repaso completo de la Ruta Provincial Nº 1 y en tareas de reparación de alcantarillas en la zona conocida como Paraje Las 14, las cuales se vieron afectadas por el temporal. Tareas similares se ejecutan en el camino La Unión en la zona de Colonia Santa María.

En tanto, en Colonia La Argentina, se llevaron a cabo obras de recuperación del camino que comunica con la Escuela Agrotécnica, sobre una extensión de 4 kilómetros.

También, en la Ruta Provincial Nº 5, sobre el tramo entre la Ruta Provincial Nº2 y la Ruta Provincial Nº 4, se hicieron tareas de repaso del camino, levante y colocación de ripio. A su vez, sobre esta misma ruta y en colaboración con la zonal Concordia, se ejecuta la reposición de material con el objetivo de respaldar la actividad de los productores arroceros de la zona. 

Federal

Por su parte, el personal de la Zonal II Federal, se abocó a brindar solución a los pasos complicados por el descalce de alcantarillas en la zona de Chañar sobre la Ruta Provincial Nº20, en la Ruta Provincial Nº5 entre Federal y Santa Lucia y en la Ruta Provincial Nº28, en cercanías al arroyo Carpinchori.

En tanto que por estos días, se avanza con la recuperación y repaso  de dichos trazados y de otros ripios como son los tramos Federal – Las Delicias y Federal – Vizcaya, y en la zona de Colonia San Lorenzo.

En el caso de los caminos terciarios (tierra), los mismos presentan un exceso de humedad por lo cual se aguardará a que las condiciones del suelo permitan el ingreso de maquinarias.