Productores tamberos destacan las mejoras en la traza que conecta Espinillo Norte con la Ruta 18

El sector productivo tambero de la zona de Espinillo Norte destacó las mejoras en el camino que los conecta hacia la Ruta Nacional Nº 18 con destino a la provincia de Santa Fe.

El gobierno de la provincia, a través de Vialidad Provincial, trabaja en el mantenimiento de distintas trazas productivas pertenecientes al departamento Paraná. El programa de conservación abarca, repaso y reposición de suelo calcáreo, recambio de tubos de alcantarillas, entre otras tareas. 

Los trabajos están a cargo de zonal III Cerrito, Cantera Costa del Paraná y el área Obras por Administración de la DPV. Cabe destacar, que son alrededor de 2.800 kilómetros el radio de cobertura de trabajos de dicha zonal.

El organismo a cargo del mantenimiento de los caminos trabaja en un camino muy transitado por el movimiento productivo tambero de la zona de Espinillo Norte, que a su vez, favorece al traslado de vecinos y diversos productores agropecuarios. 

Sobre la conexión se efectúan mejoras de reposición de brosa y el recambio de tubos de alcantarillas desde la ruta mencionada hasta el establecimiento tambero “La Rosalia” de Jorge López Candioti, quien se refirió acerca de los beneficio de las tareas: “El camino comenzó siendo un sendero y hoy gracias a Vialidad se logró una traza muy transitable consolidada con brosa. Además, es un gran beneficio para todas las familias que trabajan en el tambo ya que sus hijos asisten a la escuela y utilizan diariamente el camino”.

Asimismo, destacó: “En nuestro caso tenemos una producción anual de 5 millones de litros de leche (15 mil diaria) y la misma sirve para exportar dulce de leche de la fábrica de San Ignacio en Sauce Viejo, Santa Fe”. 

Por último destacó: “Antes había unas alcantarillas que en días de lluvia el agua arrastraba todo cortando el camino, gracias al esfuerzo de gestión logramos que se construya una calzada sumergible firme y así no quedar asilados”.

“En lo que respecta al tambo arrancamos con 18 vaquillas y desde el año 1981 hasta la fecha se lleva adelante un sistema de inseminación artificial logrando una excelente calidad de producción. Sumado al gran trabajo de mi hijo, Ingeniero Agrónomo, que logró reforzar la comida y nutrición de todas las terneras hembras, vaquillas de producción y las que están por parir”, finalizó.