La Ruta 23 lleva más del 60% de avance desde Arroyo Barú a Jubileo

El segundo tramo de la obra de pavimentación de la RP Nº23 entre las localidades de Arroyo Barú y Jubileo (RN Nº18), presenta un avance superior al 60%. Los trabajos representan una inversión de más de 185 millones de pesos y son financiados por la Nación a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Además concluyó la pavimentación del primer tramo desde Arroyo Barú a Villa Elisa y se avanza con los trabajos de señalización e iluminación. Las mejoras conllevarán un beneficio para los vecinos, sectores productivos e instituciones educativas de tres departamentos entrerrianos.

Tras varios años de espera, la anhelada pavimentación de la Ruta Provincial Nº 23 desde la R.N. Nº 130 hasta R.N. Nº 18 se concreta paso a paso. La construcción de obras básicas y pavimentación de dicha vía de comunicación cuenta con un plazo de ejecución de 24 meses y a la fecha supera el 60% de avance en su segundo tramo desde Arroyo Barú a Jubileo. En tanto que la primera etapa del asfaltado desde las termas de Villa Elisa está terminada y se avanza con los trabajos de señalización horizontal, vertical e iluminación.

Según se informó, la Unión Transitoria de Empresas (UTE), encargada de la obra abrió dos frentes, uno desde Barú (Dpto. Colón) y otro desde Colonia Baylina (Dpto. San Salvador) hacia Jubileo (Dpto. Villaguay). En el primero se encuentra finalizada la obra básica previa a la pavimentación, en tanto que en el segundo frente hacia Jubileo se ha colocado más de 6 km de carpeta asfáltica a nivel de base negra.

Los trabajos se realizan en el marco del Programa de Infraestructura Vial Productiva II, que instrumentó el Ministerio de Planificación de la Nación, con el fin de contribuir al desarrollo económico de las provincias, mejorando las condiciones de accesibilidad, eficiencia y seguridad de rutas prioritarias de las redes viales provinciales. Para financiarlo cuenta con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Estas mejoras contribuirán al desarrollo de la región donde se destacan actividad avícola, el cultivo de soja y la cría de ganado. A ello se suma que numerosos establecimientos educativos verán acrecentada su matrícula y permitirá revertir la migración hacia centros urbanos cercanos.