La provincia construye una calzada sumergible entre Colonia Merou y Aldea Eigenfeld

Avanza la construcción de una calzada sumergible sobre Arroyo Espinillo, entre Colonia Merou y Aldea Eigenfeld, en el departamento Paraná. La obra es financiada por el gobierno provincial y representa una inversión superior a los 2,7 millones de pesos.

A los efectos de consolidar la conexión entre dos zonas productivas de Paraná Campaña, la provincia lleva adelante la construcción de una obra de arte sobre arroyo Espinillo en el camino que comunica Colonia Merou con Aldea Eigenfeld, entre las rutas nacionales Nº12 y 18. La titular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) recorrió la zona junto a su equipo de trabajo.

Al constatar el avance de las tareas, Benítez remarcó que “más allá de los montos de inversión esta obra es muy importante para la gente de la zona, ya que el camino se encuentra inhabilitado y con esta calzada brindará una transitabilidad segura sobre el Arroyo Espinillo. Hay que recordar que el gobernador Gustavo Bordet, al recorrer la zona, se comprometió a ejecutarla y nosotros, como corresponde, respaldamos la decisión política con un proyecto técnico, pasos administrativos, obtención de recursos, firma de contrato, y hoy en día inspeccionando el avance de la misma”.

Por su parte, el presidente de la junta de gobierno de Merou, Guillermo Welsch, manifestó: “Estamos contentos con los trabajos que se han realizado, a pesar de las inclemencias del tiempo. Sin dudas no es una obra fácil ya que se trabaja con agua permanentemente”, a lo cual agregó que “hay muchos productores que tienen que realizar una vuelta de 20 kilómetros para acceder a sus chacras y con esta calzada recorrerán apenas cinco kilómetros. Además permitirá conectar una vasta zona productiva compuesta por Merou, Aldea Eigenfeld, la Ruta Nacional Nº18 y la Ruta Provincial Nº35”.

A su vez, la responsable de la junta de Eigenfeld, María Isabel Ortiz, comentó que “con tantas lluvias y crecidas del arroyo, la empresa tuvo que hacer un gran trabajo para poder secar el suelo y afirmar las bases donde asentará la futura calzada. Estamos muy conformes porque vemos que a pesar de las complicaciones la obra avanza”. 

“Este trazado no solo nos une en materia productiva sino también en lo educativo, ya que con la calzada nuestros chicos podrán trasladarse a Merou para seguir sus estudios secundarios, en lugar de recorrer más kilómetros hacia otras localidades. Por ello, gestionaremos junto a Vialidad la posibilidad de acompañar esta obra con el embrozado del camino”, agregó.

A pesar de las complicaciones producto de las lluvias, la empresa puedo estabilizar el suelo y concretar la platea de hormigón armado que funciona como base para la construcción de la calzada. Según detallaron desde la inspección, dichas tareas comenzarán cuando fragüe el material colocado.

La recorrida contó con la participación del ingeniero jefe de la DPV, Juan Arias; el secretario coordinador Técnico, Miguel Feltes, y el inspector, Ignacio Morales.

Detalles de la obra

El proyecto prevé la construcción de una calzada sumergible compuesta por seis vanos de dos metros de altura y dos metros de ancho cada uno. La estructura, muros y losas se ejecutarán con hormigón armado y las tareas incluirán además el desmonte y limpieza del cauce en unos 150 metros aguas arriba y 50 metros aguas abajo.