Entre Ríos conducirá por primera vez el Consejo Vial Federal

Por primera vez en sus 50 años de existencia, Entre Ríos fue elegida para presidir el Consejo Vial Federal, a través del director de Vialidad, Jorge Rodríguez, quien fue elegido en el marco de la asamblea extraordinaria del organismo que se realizó este miércoles en el Hotel Panamericano de Buenos Aires.

“Es un orgullo poder presidir este Consejo, que regula y reglamenta en cierta forma el accionar de la política vial en la Nación”, destacó Rodríguez  y consideró que el hecho de que lo hayan elegido significa “un fuerte respaldo a la provincia de Entre Ríos, porque si bien el cargo es nominativo, quien recibe la distinción es la provincia”.

De la asamblea participaron los titulares de Vialidad de todas las provincias y contó con la presencia del director de Vialidad Nacional, Nelson Periotti. El nuevo presidente tendrá un mandato de dos años y será acompañado como vicepresidente primero por el representante de La Rioja, Miguel Bertolino, y como vicepresidente segundo, por el de Tucumán, Raúl  Basilio, en tanto que la primer Vocalía será ocupada por el representante de la Pampa, Horacio Giai.

“Es un gran orgullo que me hayan elegido mis pares, porque estaban todos los administradores del país y de Vialidad Nacional; y es un halago muy importante que Entre Ríos esté recibiendo, como nunca se hizo en los 50 años de existencia, la presidencia del Consejo Federal”, señaló Rodríguez.

Por su parte, el director de Vialidad Nacional, Nelson Periotti, expresó su satisfacción por la masiva concurrencia de todos los representantes provinciales y le nivel de las discusiones. En cuanto a la nueva presidencia del Consejo, resaltó las condiciones personales de Rodríguez y subrayó que  “ha demostrado una gran capacidad de trabajo y dedicación en la gestión y mantenemos una excelente relación, porque nos une el criterio de hacer todo lo necesario para mejorar las vialidades de todo el país y cada vez poder generar más obras e infraestructuras para mejorar la trama vial”.

Será responsabilidad de la nueva conducción del organismo federal evaluar, articular y delinear estrategias de acciones y obra pública, vinculadas específicamente al sector en representación de todas las provincias, articuladamente con la Dirección Nacional de Vialidad.

El accionar de Vialidad provincial

Cabe señalar que en los últimos cuatro años la DPV ha producido un cambio estructural en su administración, lo que le permitió consolidase como empresa del Estado, con el pleno respaldo político del gobernador Sergio Urribarri, de sus más de 1.700  trabajadores y de su organización gremial.

Desde el organismo se destacó el sentido de pertenencia a la institución que han demostrado los empleados, la mayoría de una misma generación con una edad promedio de 50 años y con más de 25 de servicio.

En estos años, el organismo bajo la conducción de Rodríguez y su equipo de profesionales ha asumido el desafío de este tiempo de modificar la metodología de trabajo en las zonales, priorizando desde el inicio de la gestión dar solución a los caminos para la salida de la producción y a asegurar la comunicación permanente de las localidades emplazadas en caminos rurales, dando prioridad al factor social y productivo.

Además, se abocó al acopio de las herramientas necesarias, para lo cual se adquirieron camiones, maquinarias de última tecnología, vehículos y la incorporación de personal específicamente técnico; y se avanzó en el mejoramiento de las condiciones de trabajo de los empleados viales, lo cual sigue siendo una premisa constante.

Nuevas oficinas y equipamiento, remodelaciones para optimizar los espacios, cursos de capacitación, concurrencia a simposios, exposiciones y conferencias han permitido elevar sustancialmente el nivel de desempeño de los viales, se aseguró desde el organismo.

Como consecuencia de revalorizar sus recursos humanos, la DPV entrerriana retomó, luego de más de 20 años, los trabajos de obras con  maquinarias y personal propios, lo que a nivel nacional es tomado como ejemplo entre el resto de las vialidades provinciales, debido al desempeño y a los resultados para funcionar como una verdadera empresa.