En los últimos tres años se colocaron más de 2800 señales de tránsito

La Dirección Provincial de Vialidad (DPV) trabaja en la señalización e iluminación de rutas provinciales, accesos, ejidos municipales y de juntas de gobierno, a fin de reforzar la seguridad en el tránsito. En conjunto con las zonales se colocaron más de 2800 carteles en los últimos tres años y se demarcaron más de 450 km durante 2014.

En el marco del plan de seguridad vial llevado adelante por la Provincia, Vialidad contribuye a la disminución de la siniestralidad a través de la colocación de cartelería, iluminación y demarcación de rutas, accesos, dársenas, sendas peatonales y calles de toda la provincia. Los trabajos son llevados adelante a través del Departamento II Señalización y Seguridad Vial y el área Iluminación y Semaforización.

Mediante un informe brindado desde la repartición, se conoció que durante el 2014 se concretaron 11 obras de demarcación, cubriendo una extensión superior a los 450 km, se colocaron cerca de 1000 carteles. Así también, en los últimos años de gestión se han iluminado distintos accesos desde rutas provinciales para reforzar la seguridad como por se pueden mencionar el Acceso Sur a Paraná, a Las Cuevas (Departamento Diamante), a María Luisa y la zona urbana a Villa Fontana (Departamento Paraná), a Tres Bocas desde la RP Nº 11, entre otros.

Al respecto el Director Administrador de Vialidad, Ing. Jorge Rodríguez, señaló que “esas tareas tienen como objetivo brindar mayor seguridad vial a los usuarios. Bajo el concepto de Visión Cero, trabajamos todos los días para mejorar la infraestructura vial a fin de contar con rutas más tolerantes que permitan disminuir los riesgos de siniestralidad”.

En cuanto al trabajo de la División Horizontal sobre más de 450km de caminos, se realizó la demarcación de las arterias que comunican el Aeropuerto de la capital provincial con el acceso norte a la ciudad, mientras que en Paraná Campaña se trabajó en las zonas urbanas de Villa Fontana y Gobernador Etchevehere.

Por otra parte, se ejecutó la señalización horizontal sobre la transitada Ruta Provincial Nº20, en cercanías a la ciudad de Urdinarrain y Gualeguaychú. En la zona de Nogoyá, se demarcó el Paseo de los Puentes de dicha ciudad y las sendas peatonales de bulevar España.

Además se destacan la demarcación del acceso a la ciudad de la Paz desde la Ruta Nacional Nº12; la Ruta Provincial Nº1 desde la rotonda de la RNNº12 hasta el límite con el Departamento Feliciano, más el acceso a San Gustavo. Así también, se concretó el pintado con doble línea amarilla y bicisenda en la zona portuaria de la ciudad de La Paz y la señalización del acceso a Santa Elena.

Señalización Vertical

Desde 2012 hasta fines de 2014 se confeccionaron y colocaron 2883 señales verticales (cartelerías) en distintos puntos de Entre Ríos, con el objetivo de optimizar el tránsito y reforzar la seguridad vial. Las tareas de emplazamiento se realizan en conjunto con el personal de las 20 zonales de Vialidad.

La División Vertical del Departamento II Señalización y Seguridad Vial, cuenta con sus instalaciones en el depósito de la DPV sobre el km 8 de la Ruta Provincial Nº11. Allí el personal vial confecciona las cartelerías que son colocadas en rutas, accesos, municipios y juntas de gobierno de toda la provincia.

Iluminación

Entre las últimas obras encaradas por el área de Iluminación se trabajó en la colocación y puesta en funcionamiento de luminarias en los accesos a Aranguren desde la Ruta Nacional Nº12, 20 de septiembre desde la Ruta Provincial Nº39, Rincón del Doll desde la Ruta Provincial Nº11 y Santa Rosa desde la Ruta Provincial Nº32.

Cabe destacar, que en las obras mencionadas se colocaron columnas de nueve metros más un brazo de 2.5 mts; artefactos con lámparas a gas de sodio de alta presión y eficiencia. Dichas columnas se ubicaron en la banquina retirada a 3.5 mts del borde de la calzada separadas entre sí en una distancia máxima de 27 mts.

Consumo de materiales

Para los trabajos de demarcación se utilizaron, en el caso del pintado de una línea amarilla de 10 cm de ancho cerca de 90 litros por kilómetro, en tanto que para una doble línea amarilla se duplicó esta cantidad. Sobre los 450 km de extensión el consumo ascendió  a 81.000 litros.

La demarcación de blanco se utiliza solamente en lo que son accesos a cabeceras de puente, limitadores de velocidad, sendas peatonales, cruces ferroviarios, accesos a pueblos o ciudades, en  todo tipo de curvas, como así también en colas de sobrepaso y bastoneo. En ese caso, se consumieron 20.250 litros para los 450 km lineales de obras.

Entre los materiales utilizados, se pueden mencionar el solvente como reductor de viscosidad, primex, pintura negra y micro esferas de vidrio para refractar la luz.