En 2018 terminarían las obras en los accesos Norte y Sur

En los términos previstos avanzan las obras en los accesos Norte y Sur de la ciudad. A pesar de tener distintas fuentes de financiamiento, Vialidad de la provincia interviene en ambos.

En plena acción se encuentran por estos días las empresas a cargo de los trabajos en los accesos a la ciudad. Si bien el Norte es financiado por la Nación, por haber quedado comprendido en un convenio firmado por las anteriores gestiones gubernamentales, Vialidad de la provincia tiene intervención en materia de inspecciones y certificaciones de obra. En cambio, en el Sur, financiado a través de un fondo fiduciario al que responde el Gobierno entrerriano, naturalmente interviene el organismo provincial.

Un repaso por el grado de avance de los trabajos, las tareas que se realizan actualmente y otros aspectos de la ejecución de estos proyectos motivaron las consultas a Juan Arias, ingeniero jefe de la Dirección Provincial de Vialidad. 

En el acceso norte que se extiende desde la Circunvalación hasta la ruta 12, se está terminando la doble vía desde la rotonda de calle Maya –arteria que lleva hacia el Parque Industrial- hasta la ruta 12 y se están finalizando obras complementarias. En consecuencia, Arias precisó que “esta obra tiene un avance de alrededor del 87% a diciembre (2017)” y se estima que estará terminada hacia el mes de abril, lo que se inscribe dentro de los plazos previstos, dijo el funcionario. Los trabajos están a cargo de la empresa Lossi. 

Vialidad provincial tiene injerencia en la ejecución de este proyecto porque corresponde a uno de los convenios firmado por la anterior gestión de gobierno que quedó en pie con Vialidad nacional, a diferencia de la mayoría que se dio de baja cuando se hizo cargo la gestión Macri. Entonces, la repartición entrerriana tenía nueve acuerdos con la Nación para hacer obras de los cuales, dos quedaron en vigencia. Uno es el Acceso Norte para el cual Vialidad Nacional financia la totalidad mientras que la Dirección provincial tiene a cargo la inspección y los certificados que se mandan a Buenos Aires para el envío de fondos por parte de VN. 

El otro convenio que sobrevivió fue el que corresponde a la ruta 6 entre la 12 –acceso a La Paz- y la 18. “Este convenio quedó 66 % a cargo de la Nación y 34 % la Provincia”, puntualizó el funcionario.

Concretamente, la totalidad del acceso Norte lo paga Nación. Implica la doble vía que involucra el segundo puente en la intersección con la Circunvalación y otro sobre la ruta 12. Los otros dos puentes ya estaban hechos sobre las vías del ferrocarril en la entrada de Colonia Avellaneda y sobre el Arroyo Las Tunas.

Una de las consultas periodísticas se orientó a conocer si a la altura de la calle que desde el acceso Norte se ingresa a Colonia Avellaneda, empezó por advertir que en el lugar “se plantea un problema de seguridad vial”. Desde esa posición no dudó en señalar que “ese ingreso no debió haber existido nunca porque quien sale de Colonia Avellaneda sale al peor escenario que se puede tener en materia de seguridad vial: es una curva vertical y horizontal a la vez” dijo. Y, para graficar acotó que “quien viene desde la ruta 12, no ve nada, es decir no ve si sale alguien de Colonia Avellaneda”. En definitiva, a partir de lo proyectado para el acceso, dijo que en ese lugar no se va a hacer ninguna obra.

“Ese cruce quedará anulado, de hecho ya está en esa situación con las obras que se están haciendo”. No obstante, acotó que “se están planteando con Vialidad Nacional algunas alternativas para no anular ese acceso” en forma permanente.

Arias explicó que la “salida natural” de Colonia Avellaneda es por Almafuerte, a la vez que consideró que quienes están en una situación más complicada que los vecinos de esa población son quienes están del otro lado, es decir a la altura de una planta de silos. “Quien venga de ese lado tendrá que hacer un recorrido bastante extenso si tiene la intención de ingresar a Colonia Avellaneda. Para eso tendrá que ir hasta uno de los retornos y volver algunos kilómetros”. Más allá de estas apreciaciones, remarcó que “hay que priorizar la seguridad”.

CON EL PUENTE. 

Del Acceso Norte quedarán pendientes algunas obras complementarias. En este sentido, el funcionario entrevistado adelantó que el gobierno nacional tiene la idea de incluirlas en el proyecto del puente Paraná – Santa Fe. Entre las alternativas sobre las que se dialoga puede estar la situación del ingreso hacia Colonia Avellaneda.

Es que de hecho –recordó Arias- el acceso al puente que unirá a las capitales de Santa Fe y Entre Ríos, será una circunvalación a todo Paraná que irá por atrás de Colonia Avellaneda, de San Benito, de Oro Verde para salir a la altura del INTA. “Como el puente en principio saldría a la altura de los terrenos ubicados entre la estación de servicio YPF y el predio donde se hace la fiesta de Disfraces, todo el proyecto va a tener que involucrar una serie de obras complementarias donde podría quedar la referida a Colonia Avellaneda”. No obstante la previsión, apuntó que en orden a la planificación “no sería para mañana”, es decir, no tendría solución a corto plazo esa arteria que actualmente, desde el Acceso Norte ingresa hacia Colonia Avellaneda.

ACCESO SUR.

El acceso sur va desde la intersección de Avenida Ramírez y Avenida de las Américas hasta la rotonda de la escuela Alberdi e involucra además, la repavimentación desde esa rotonda hasta el arroyo Salto en la entrada de Aldea Brasilera. Ese último tramo que implicaba repavimentación y reemplazo de barandas metálicas ya está finalizado. 

Esta obra es financiada por la Provincia a través de un crédito del Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional, que integran las provincias. El monto de la inversión es 372 millones de pesos, y tiene un plazo de ejecución de 26 meses que se cumplirían en febrero del año que viene.

No obstante, la intención de la empresa es finalizarlo en diciembre de este año, o sea adelantarlo un par de meses, estimación que el funcionario provincial consultado compartió, en la medida en que no surjan imprevistos. Hasta la actualidad, ronda el 40% el avance de obras que están a cargo de una UTE que integran Dos Arroyos y Demartín.

POR PARTE. El tramo desde Alberdi hasta Arroyo Salto que implicaba repavimentación y reemplazo de barandas metálicas ya está finalizado.

En el tramo que se inicia en Paraná, Arias diferenció dos zonas de obras: Desde el kilómetro 5 ½ hasta la rotonda de Alberdi -zona de Oro Verde-, que incluye el acceso al Centro de Medicina Nuclear, se pavimentaron calles y se hicieron obras complementarias-, por lo que ya está terminado también. En ese trayecto se realizó una doble calzada de ida y vuelta con una separación de una baranda de hormigón, con iluminación y una colectora con dirección hacia Oro Verde, a la derecha, en toda la longitud. De modo que el vecino oroverdino no tiene por qué ingresar a la ruta. La colectora se hace sobre las calles que ya estaban trazadas, incluso pavimentadas. 

Desde Avda. Ramírez hasta el Kilómetro 5 1/2 se deben hacer dos colectoras, una a cada lado, y en el centro la calzada principal que también es de dos manos de ida y otras tantas de vuelta con cantero central y alumbrado. Las colectoras estarán separadas de la calzada principal por otro cantero arbolado.

La tarea no es sencilla, tiene cierta complejidad. Actualmente se está trabajando en las colectoras; se empezó por la del lado derecho con sentido hacia Oro Verde, lo que implica a su vez el corrimiento de las cañerías de agua para evitar que queden por debajo. Si bien ese trabajo correspondería a la Municipalidad, Vialidad incluyó en lo proyectado el tendido desde Ramírez hasta Larralde. Arias comentó que hay que hacer una cañería por cada vereda. Hoy por hoy hay una sola que cruza por debajo las conexiones domiciliarias. Se trata de evitar problemas, pensando que se puede romper un caño, se hace una por cada vereda. Esa instalación está finalizada pero resta desde Larralde hacia delante, lo que está a cargo totalmente del Municipio. La celeridad con la que avance la Municipalidad en este trabajo, condiciona los plazos de ejecución.

“La colectora de la derecha está en un 80% hecha, casi hasta la escuela Tabaré y del lado izquierdo se está trabajando también porque debe hacerse un desagüe, colocar caños de desagüe y hubo que hacer otra obra complementaria, concretamente cañería de electricidad. Enersa ya hizo toda la instalación subterránea. El corrimiento de un caño de gas también fue necesario”, relató el ingeniero.
Mientras las tareas avanzan, también hay una tarea complementaria con los vecinos de la zona. Ya se realizaron diversas reuniones, en particular con los del kilómetros 5 ½ porque también tienen problemas de agua y con la nueva cañería debería solucionarse.

PEATONES

A lo largo de la ejecución de los trabajos algunas cosas se van modificando. “Al principio, donde está la escuela Tabaré se había pensado en un puente peatonal para cruzar y en realidad se detectó que no habría suficiente espacio para el desarrollo que implica de modo que se anuló.
Lo cierto es que en todos los cruces peatonales habrá semáforo, de ese modo serán identificados y quienes transiten a pie quizá tengan que caminar una cuadra para poder cruzar por donde corresponda.

“Surgieron inconvenientes que hemos ido resolviendo. No hubo necesidad de expropiar, ni tampoco de trasladar vecinos hacia otros predios. Hay comercios emplazados en zona de camino que tendrán que correrse”, comentó a propósito de distintas inquietudes periodísticas.

RECUADRO

Impacto ambiental
Notable fue la extracción de árboles de la zona afectada por la obra del acceso sur. Lo que al respecto el ingeniero Arias comentó es que los pliegos establecen que por cada árbol que se saque se deben plantar tres.
Vialidad cuenta con una oficina de control ambiental que tiene a cargo este aspecto en el marco de la obra y se le da intervención asimismo a Medioambiente de la provincia, contestó con relación a la certeza de que efectivamente se cumpla lo previsto en este orden.

RECUADRO

Al margen
Los convenios entre Provincia y Nación que estaban vigentes al momento de cambio de autoridades en los gobiernos y que fueron dados de baja corresponden a obras que actualmente no se ejecutan. Es que la determinación de Vialidad Nacional es dedicarse solo a las rutas nacionales y alguna otra que si bien fuera provincial, su traza es un enlace con vías de comunicación nacionales. Es el caso de la ruta 6 que se ejecuta y “va a buen ritmo”, confirmó Juan Arias. “Se trabaja en la 6 entre la ruta 12 –acceso a La Paz- y la ruta 127. Se estima que ese tramo en dos o tres meses estaría finalizado”, concluyó.