Fundadas razones ameritan la construcción del nuevo enlace vial

La concreción del puente entre Paraná – Santa Fe cada vez más cerca

El equipo de profesionales de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), participó de las Jornadas de Integración del Área Metropolitana Paraná – Santa Fe. Allí dieron cuenta de las obras ejecutadas en los últimos 6 años de gestión en Entre Ríos y bregaron por la construcción de esta nueva vía de comunicación. El encuentro tuvo lugar en la sede del Colegio de Profesionales de la Ingeniería Civil de Entre Ríos y continuará hoy en la vecina ciudad de Santa Fe.

Autoridades y profesionales de la DPV expusieron las obras y logros que el gobierno ha alcanzado en materia de infraestructura vial en Entre Ríos y su correlato como presupuestos para la proyección del desarrollo productivo, industrial y turístico. En esa sintonía plantearon como necesidad vital la concreción del puente que uniría las dos provincias y que permitiría alcanzar una mayor integración de ambas regiones potenciando sus posibilidades.

Proyecto ambicioso y necesario

Para los profesionales de Vialidad provincial el nuevo enlace vial entre ambas orillas, formaría parte indispensable de cualquier desarrollo estratégico llevado adelante por los gobiernos de ambas provincias convirtiéndose en una vía vital y complementaria de comunicación sumándose a la ya existente autovía de la Ruta Nacional Nº 168 en Santa Fe, la Nº 18 de Concordia a Paraná, en Entre Ríos, que se encuentra en plena ejecución y la R.N. Nº 19 en Córdoba. De esta manera habilitaría en forma exponencial el corredor bioceánico, poniendo a ambas provincia junto a Córdoba en inmejorables condiciones competitivas  en el Mercosur.

Recordemos que Entre Ríos se ha convertido en un polo agroindustrial, que no solo genera materia prima, sino que también da valor agregado a su producción. Hasta el momento ha registrado un crecimiento del 206 % de la producción primaria, siendo la primera productora nacional avícola, de productos cítricos dulces, la segunda productora de arroz, de miel y productos farmacéuticos, ocupando otros lugares de privilegios en la cría de ganado, producción de oleaginosas, actividad forestal, tambera y porcina, entre otras.

Camino de esperanza y confianza

Al respecto, Guillermo Van Opstal, Ingeniero Jefe de la DPV, señaló que “buscamos dar cuenta con hechos,  ejemplos y números de qué manera repercute socialmente la clara política de transformación lograda en estos últimos 6 años de gestión. Consideramos este cambio como un camino de esperanza y confianza, que ha empezado a transformar la realidad. Ilusiones que muchas veces se pensaron pero nunca pudieron concretarse como ahora la estamos viendo”, recalcó.

A modo de síntesis el funcionario destaco el saldo positivo de la  Jornada por el nivel de exposiciones y por la amplia participación. “Quedó también evidenciado el fuerte apoyo de los organismos oficiales y no gubernamentales, como el Centro comercial de Paraná,  la asociación de empresarios  de Entre Ríos y profesionales independientes y la contundente apreciación de un amplio consenso respecto de la importancia de contar con esta nueva vía de comunicación”, detalló Van Opstal.

 

Decisión Estratégica

El puente será además, un aliviador fundamental del túnel subfluvial, por el que pasan en la actualidad unos 12.000 vehículos por día. Se calcula que el 30% de ese caudal son camiones de carga pesada, que transitan por la única conexión que existe entre las dos ciudades.

Además, cabe señalar que las Vialidades de Entre Ríos y Santa Fe, junto a la Dirección Nacional de Vialidad (DPV) trabajaron en la elaboración del Pliego de Términos de Referencia  para el llamado a Consultoría, que será la encargada de realizar el Proyecto Ejecutivo del Nuevo Enlace Paraná – Santa Fe.

Participaron también, representando a Vialidad de Entre Ríos, el Director de Construcciones, Alberto Johnston y el Director de Estudios y Proyectos, Raúl Bongiovanni.