Avanzan los trabajos de la zonal de Concordia en la zona del Redomón

Empleados de la zonal Concordia de Vialidad se encuentran trabajando en la reposición de ripio en 7 km de un camino que comunica La Querencia con El Redomón. La obra beneficiará a docentes y alumnos de cuatros establecimientos educativos, además de productores cerealeros, ganaderos y de arroz.

El titular de la junta de Gobierno de El Redomón, Juan Domingo Bordón, destacó los trabajos de enripiado de un camino de 7 km que llevará alivio a productores, docentes y vecinos de la zona. “Es una zona muy productiva, dónde la actividad más importante es la arrocera, le sigue la ganadera y el cultivo de algunos cerealeras, también soja”.

Bordón, precisó que en el lugar se encuentran cuatro escuelas y que ahora con el enripiado en día de lluvia los docentes y alumnos podrán asistir a clase. “Ahora una ambulancia puede entrar sin problemas y trasladar más rápido a pacientes al centro asistencial de El Charrúa que queda a 20 km de aquí”.

Por su parte, el jefe de la zonal Concordia de Vialidad, Fabián Alanis, destacó la realización de los trabajos que tienen un profundo impacto social y que benefician a una vasta zona rural de El Redomón. “En día de lluvia la gente no podía trasladarse a otros centros rurales o urbanos, ahora ya no tienen ese problema”, apuntó y precisó que las tareas que se ejecutan consiste en “la reposición de ripio, trabajos de alcantarillado, alteo y corrección de la traza del camino, entre otras tareas”. 

Alanis, indicó que también se encuentra en ejecución la construcción de otro ripio de 14 km que se extiende desde Estación Yeruá (Departamento Concordia) a General Campos (Departamento San Salvador). El mismo se realiza en forma conjunta con la zonal de Vialidad de San Salvador. Por último, indicó que se encuentra próximo a salir una reposición de ripio en las rutas provinciales Nº 5 y 28.

El director de la Escuela Nº 31 El Chimborazo, Andrés Racaro, dijo que “hace unos 20 años esperaban el ripio que permitirá acceder en días de lluvia a la escuela. Cuando llovía no podía dar clase, es un día que perdía. Ahora los chicos van a poder venir y yo también, este trabajo de enripiado nos cambia la vida, un camino es algo muy importante para la gente que vive en el campo”.