Avanza la construcción de la R.P. Nº 23 desde Villa Elisa a Arroyo Barú

 

Con una inversión que supera los 93 millones de pesos y a ritmo sostenido prosigue la obra de pavimentación de la Ruta Provincial Nº 23 en el tramo que comunica Villa Elisa con  Arroyo Barú (Departamento Colón). En estos momentos se trabaja en la construcción del paquete estructural y alcantarillas, en tanto que en La Clarita ya se ejecutaron los cordones cunetas.

Paulina Rodríguez, habitante de la zona, expresó su alegría y conformidad por el futuro pavimento sobre la Ruta Provincial Nº 23 en el tramo que se extiende desde Villa Elisa hasta la localidad de Jubileo en el Departamento Villaguay, al destacar que la traza pavimentada beneficiará a productores avícolas, ganaderos y cerealeros que habitan en las colonias adyacentes y también a docentes y alumnos que asisten a escuelas del lugar.

Por su parte, el productor ganadero Hugo Buenard, dijo que “si bien el ripio se encontraba en buen estado, la pavimentación de la vía de comunicación representa un progreso para toda la comunidad rural y un gran acierto la construcción de alcantarillas y la elevación del suelo a través de terraplenes”.

Efectivizaron el pago por la expropiación de terrenos para la obra 

Se trata de 48 familias que recibieron el cheque en concepto de pago por los terrenos expropiados para la apertura de la traza de la obra. El acto se realizó en el salón de usos múltiples de Arroyo Barú y estuvo a cargo de autoridades de la Dirección Provincia Vialidad.

Al respecto, el presidente de la Junta de Gobierno del lugar antes mencionado, Guillermo Urribarri, se mostró feliz por el cumplimiento y lo consideró trascendente en el proceso de los trabajos. “El paso que dimos hoy, no sólo es importante, sino necesario y fundamental. La gente no esta acostumbrada a que  estos pasos se realicen en su totalidad como se están cumpliendo ahora; antes se expropiaba, se sacaba un poco de terreno y no se cumplía con el paso de reintegrarle en valor lo que ellos aportaron”, remarcó.

En cuanto al significado de la obra para la zona, el jefe comunal sostuvo que “estamos ante un sueño que se empezó a gestionar en mayo de 2007 cuando tuvimos la primera reunión, meses antes de asumir, proyectando la construcción de la R.P. Nº 23. Hoy, después de sendas reuniones y encuentros con autoridades provinciales y nacionales, podemos disfrutar del avance sostenido de la obra”. En este sentido lo importante es no detenerse”, concluyó Urribarri.

Por su parte, José Miré, vecino de la zona, detalló: “El campo y los pueblos chicos precisan de estas obras para no detener su crecimiento y quedar en el olvido. Conocí lo que es andar entre la tierra, adentro del barro. Nos tocó pelearla mucho con el tema de los caminos, así que para nosotros y para toda la zona de la colonia el asfalto va a ser algo grande y muy positivo, un gran adelanto”, enfatizó.